viernes, mayo 24, 2024
Hipotecas y préstamos

Hipoteca variable

Cuando nos disponemos a realizar la compra de una vivienda, local u otro inmueble seguramente nos surgirá la necesidad de financiación para lo que necesitaremos solicitar a nuestro banco o entidad financiera la concesión de un préstamo o crédito hipotecario para poder frente a la compra.

De forma general podemos decir que existen 2 tipos de hipotecas en función de tipo de interés que se aplica a lo largo de la vida del préstamo: Hipotecas fijas y variables.

Hipoteca variable

Una hipoteca variable es aquella que varía el tipo de interés a lo largo de la vida total del préstamo. Normalmente el tipo de interés aplicado irá en función de algún índice de referencia como el Euribor al que se le añadirá un valor diferencial que determinará el interés aplicado.

Ventajas hipoteca variable

Las hipotecas de interés variable normalmente revisan el tipo de interés aplicado de forma anual, actualizando así las cuotas que el banco o entidad financiera cobrará al cliente durante los siguientes 12 meses del préstamo.

Por ejemplo supongamos que hemos contratado una hipoteca en el mes de marzo con revisión anual y basada en el índice Euribor + diferencial de 1,2%. Al llegar al siguiente mes de marzo el Euribor está situado en 0,35%. Por tanto el interés que se aplicará a nuestro préstamo hipotecario durante las siguientes 12 mensualidades será del 1,55%.

Hipoteca vivienda variable

 

Las hipotecas de interés variable han tenido mucha aceptación en los últimos años por parte de los clientes ganando terreno en cuanto a las hipotecas fijas. Esto se debe en parte al índice Euribor que ha llegado a mínimos históricos e incluso valores del índice negativos.

Como en todo producto financiero existen ventajas e inconvenientes que nos pueden influenciar a la hora de elegir uno u otro tipo de interés.

Ventajas de las hipotecas variables

Te comentamos a continuación alguna de las ventajas que aportan las hipotecas con tipo de interés variable.

  • Vinculación al Euribor. Por lo general las hipotecas variables están vinculadas al índice Euribor al que se le suma un diferencial. El resultado final suele ser un tipo de interés más ventajoso que las hipotecas de interés fijo. Esto a su vez puede ser un inconveniente porque si el Euribor presenta subidas, dichas subidas afectarán al tipo de interés que se aplica a nuestro préstamo y por tanto a la cuota que tendremos que pagar mes a mes.
  • Plazo de amortización más largo. Por lo general las hipotecas de interés variable tienen más flexibilidad en cuanto al plazo en que podemos pagarlas. Según entidades este plazo se podrá extender hasta los 40 años con lo que nos permitirá si así lo necesitamos de tener una cuota más cómoda para pagar.

Inconvenientes de las hipotecas variables

Aunque hoy en día en España las hipotecas preferidas por los compradores de inmuebles siguen siendo las de interés variable también presentan algunos inconvenientes que debemos tener en cuenta a la hora de la contratación.

  • Cuota variable. La cuota al ser variable está expuesta a las turbulencias de la economía y de los mercados. Estas turbulencias pueden hacer que el índice Euribor suba más de los límites esperados y esto puede afectar muy negativamente a nuestros bolsillos con incrementos importantes en las cuotas que debemos pagar cada mes.
  • Mayor plazo repercute en más intereses. Como hemos comentado anteriormente en una hipoteca variables la entidad bancaria o financiera probablemente nos dará la opción de pagar el préstamo hasta en 40 años, pero esto nos repercutirá en que acabaremos pagando más intereses.

Estos y otros factores influirán en la decisión final del cliente por una u otra opción. Dicha decisión vendrá en parte también definida por el perfil del cliente.

Antes de acudir a tu entidad bancaria puedes utilizar nuestro simulador de préstamos para hacerte una idea de la cuota que tendrás en función del importe, plazo e interés del préstamo.

Simulador hipotecas

Importe del préstamo:
Plazo del préstamo:
Interés:
Plan de amortización
Tarifa única
Cuota Mensual
Cuota Anual

Deja un comentario